Preocupación de ginecólogos y obstetras por la repercusión de la reforma del aborto

Los ginecólogos y obstetras están preocupados por las repercusiones que va a tener sobre la especialidad la reforma legal del aborto prevista por el Gobierno. Basta con escucharles hablar en foros como la jornada sobre comisiones deontológicas que se está celebrando esta semana en el Colegio de Médicos de Madrid.
N.S. 16/01/2009
Los profesionales albergan dudas acerca de la posibilidad real de ejercer el derecho a la objeción de conciencia en la práctica y plantean el temor que pueden tener algunos profesionales (MIR, médicos temporales, etc.) a perder sus puestos de trabajo si objetan. La disminución de vocaciones de ginecólogos y obstetras podría ser otro daño colateral de la reforma legal.

Según José Antonio Usandizaga, catedrático emérito de Obstetricia y Ginecología de la Universidad Autónoma de Madrid, “la preocupación está justificada”. Usandizaga explica que “lo que se pretende con la ley de plazos es el aborto libre, lo que va a traer grandes dificultades, porque, entre otras cosas, va a convertirse en un medio de control de la natalidad, algo a lo que se opone la SEGO”.

A su juicio, “muchos médicos que se encuentran hoy en situación de interinidad temen que plantear su objeción de conciencia pueda acarrearles represalias”.

Horizonte negro
Además, “existe una judicialización de la Medicina que afecta sobre todo a la Obstetricia y a la Ginecología, que sufren un auténtico acoso. Pues bien, si a esto se le suma ahora la presión que puede haber sobre las conciencias [como consecuencia de la reforma legal del aborto], no tengo más remedio que pensar que nuestra profesión, que ya está sufriendo un descenso de vocaciones, tiene un mal porvenir. Lamento decir que unos negros nubarrones están en el horizonte del desarrollo de la especialidad en España”.


Posted

in

by

Tags: