“La OMC debe posicionarse en contra de los cambios legales”

El médico tiene que defender su derecho a la objeción de conciencia, pero también es necesario un mayor compromiso institucional y corporativo.
Nuria Siles 16/01/2009
Según Manuel de Santiago, vocal de la Comisión Deontológica del Colegio de Médicos de Madrid, “los órganos representativos de la Medicina -en especial la Organización Médica Colegial (OMC)necesitan manifestar firmemente ahora su oposición a las leyes previstas, y con mucho mayor compromiso que el demostrado hasta ahora, bastante pusilánime”. A su juicio, la OMC debe actuar “de una manera mucho más decidida y desafiante, si es que realmente está contra el aborto libre y la eutanasia”.

De Santiago considera que “el órgano supremo de la corporación sanitaria necesita tomar las riendas de la defensa de los miles de médicos ginecólogos y no ginecólogos que se pueden ver implicados en las leyes previstas. La OMC tiene que estar a la altura de las circunstancias, pues es mucho lo que nos jugamos”.

Asimismo, ha explicado que “debe hacerse con luz y taquígrafos, en diálogo con la autoridad sanitaria y a la vez denunciando a la opinión pública la postura mayoritaria de los médicos; y si es necesario, llevando a cabo una leal oposición democrática a tales proyectos, recabando los apoyos necesarios”.

El vocal de la Comisión Deontológica del Colegio de Médicos de Madrid ha ido más allá: “si ante esta grave intromisión en la práctica diaria de los médicos, nuestras instituciones más representativas hacen la vista gorda o guardan la ropa, para no incordiar al poder, con toda la razón se podría uno preguntar, ¿para qué sirven las organizaciones corporativas? ¿para qué la colegiación obligatoria? ¿cuál es entonces la razón de ser de la OMC? ¿Qué fundamenta su costoso sostenimiento por los médicos?”.

Asimismo, ha apelado a la unidad de los profesionales: “Es necesario estar unidos, asumir nuestras convicciones y creer en nuestro poder real al menos en el nivel de las corporaciones. La enfermería y la medicina tienen que saltar a la opinión pública con declaraciones firmes y rechazar los proyectos de aborto libre y eutanasia que el gobierno prepara; y si el curso de los acontecimientos lo hacen imposible, seguir protestando y haciendo uso de los recursos más impactantes ante la opinión pública”.

Apoyo y solidaridad
Además, sostiene que “ha llegado el momento de mirar a las especialidades más amenazadas y apoyarlas, de solidarizarnos con sus posiciones y de recordar el papel límite moral que la Medicina ha adquirido ante la sociedad. Pongamos las cartas bocarriba, rechacemos las leyes”.

De Santiago ha sostenido que “si la voluntad del Ejecutivo es imponer el aborto libre y la eutanasia, habrá de haber alguna suerte de normativa sobre la objeción de conciencia para la clase sanitaria, simplemente para evitar ruidos y protestas en los medios”. Pero esto -ha añadido- “no puede conformarnos”.

Los órganos representativos de la Medicina, en especial la OMC, deben adoptar un mayor compromiso del hasta ahora demostrado “si es que realmente están contra el aborto libre y la eutanasia”, según Manuel de Santiago, vocal de la Comisión Deontológica del Colegio de Madrid.


Posted

in

by

Tags: