Los Comités Éticos de Investigación Clínica deben actualizarse en el ámbito de la farmacogenética

Sólo conocemos algunas predisposiciones genéticas para unos pocos medicamentos, lo que ciertamente nos permite evitar algún efecto adverso o fracaso terapéutico


Madrid, 23 octubre 2008 (mpg/AZprensa.com)

Los Comités Éticos de Investigación Clínica (CEIC) “deben actualizarse en el ámbito de la farmacogenética”, ha destacado el profesor Adrián Llerena, del Departamento de Farmacología y Psiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Extremadura, durante el Encuentro de CEIC, organizado por la Fundación AstraZeneca, en colaboración con la Sociedad Española de Farmacología Clínica (SEFC) y el Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña.

Durante este encuentro, celebrado en el Colegio de Médicos de Barcelona, el experto considera clave el papel de los CEIC en dicho campo para que la población perciba la genética como un avance. El farmacólogo clínico no sólo debe conocer los aspectos éticos y legales que implica la farmacogenética, sino también los metodológicos: “requiere la utilización de información genética del paciente para predecir la variabilidad individual en la respuesta a un determinado fármaco”, señala.

La farmacogenética “ha explotado, sobre todo, en el ámbito de los medios de comunicación, que están contribuyendo a trasladar a la población el mensaje de que, a partir del genoma humano y con la información genética disponible, podemos predecir todas las respuestas de los diferentes fármacos, y en todas las situaciones posibles”, según el profesor Llerena. La realidad es que “sólo conocemos algunas predisposiciones genéticas para unos pocos medicamentos, lo que ciertamente nos permite evitar algún efecto adverso o fracaso terapéutico”.

Para conseguir que el farmacólogo clínico “utilice los avances en Farmacogenética de la manera más positiva y real posible, es imprescindible que exista formación en esa área”, apunta el experto. Esto “también contribuirá a que la traslación de la investigación básica a la clínica se haga de la mejor manera posible”. Con estos objetivos nace el Programa de Formación en Farmacogenética de la SEFC, cuya presentación ha corrido a cargo del propio profesor Llerena.

La psiquiatría es uno de los campos que más se ha visto beneficiado, hasta el momento, por los avances en Farmacogenética. De este modo, “hoy sabemos que existen polimorfismos genéticos, a diferentes niveles, que hacen a algunas personas especialmente vulnerables a una parada cardiaca tras la ingesta de antipsicóticos”, explica. La realización de un análisis de sangre previo a la prescripción de este tipo de fármacos está posibilitando la identificación de la población de riesgo. A este respecto, “se abren las puertas a la reutilización de medicamentos retirados y al incremento de la eficacia de los ya existentes”.

En el contexto del Encuentro de CEIC, al que han asistido cerca de 180 miembros de CEIC de toda España, el profesor Llerena ha moderado el taller “Evaluación sobre proyectos de investigación y ensayos clínicos en Farmacogenética”, donde ha expuesto el estado actual de esta disciplina, basándose en una dilatada experiencia.

http://www.azprensa.com/noticias_ext.php?idreg=38769

 


Posted

in

by

Tags: