Manuel Gómez Tomillo: “Hay soluciones intermedias que permitirían llegar a un consenso en la eutanasia”

“En una materia tan delicada como la eutanasia no es deseable que un determinado sector de la población imponga su criterio sobre otro. Existen soluciones intermedias que permitirían llegar a un consenso que aúne las distintas sensibilidades”. En estos términos se pronunció ayer Manuel Gómez Tomillo, titular de Derecho Penal de la Universidad de Valladolid, en la presentación del libro Aspectos Médicos y Jurídicos del dolor, la enfermedad terminal y la eutanasia en la sede de la Fundación Lilly, que ha editado el manual.
Gonzalo de Santiago 30/09/2008
Estas soluciones pasarían por atenuar la pena en ciertas hipótesis que no están captadas satisfactoriamente por el Código Penal y que deberían tener cabida de forma privilegiada. Gómez Tomillo señaló que existe voluntad política de despenalizar “la eutanasia activa directa en España” y destacó que sólo Holanda, Bélgica y Oregón (Estados Unidos) lo han hecho hasta ahora. Además, cree que sería deseable introducir el principio de oportunidad en este contexto, es decir, “la posibilidad de que, aun siendo punible dar muerte a un enfermo terminal, el Ministerio Fiscal, dadas las circunstancias, ponderase si este comportamiento merece ser sancionado”.

El Código Penal sanciona en el artículo 143 como delictivas las hipótesis de cooperación al suicidio ajeno, aunque de forma privilegiada, y lo que se conoce como eutanasia. “Ese precepto, de enorme carga emocional, nunca ha sido aplicado por un tribunal español”. De todas formas, la muerte se trata de forma muy atenuada desde el punto de vista penal en las hipótesis en las que existe una enfermedad grave, con padecimientos difíciles de soportar por el paciente, y cuando esta enfermedad conduzca irremisiblemente a la muerte. Para aplicarse esta rebaja penal es imprescindible una petición expresa del paciente. “La atenuación es de tal índole que existe acuerdo para que si la norma se llega a aplicar, prácticamente en ningún caso ingresaría en prisión quien cause la muerte”.

Despenaliza dos casos
El jurista explicó que la intención del artículo 143 del Código Penal es despenalizar dos hipótesis: la eutanasia omisiva (dejar de aplicar un determinado tratamiento) y la activa indirecta (proporcionar fármacos paliativos para atenuar el sufrimiento y, al mismo tiempo, acortar la vida). Asimismo, explicó que por pura estadística lo normal es que no se llegue a la eutanasia. Por su parte, José Antonio Gutiérrez, director de la Fundación Lilly, destacó que el médico está para pelear por la vida, aunque tenga conciencia de que es una batalla perdida.


Posted

in

by

Tags: