Médicos y farmacéuticos se unen para fomentar buenas prácticas con la industria

Médicos y farmacéuticos españoles han creado una plataforma denominada No gracias, tomando como modelo iniciativas similares en otros países europeos y en Estados Unidos.

C. Díaz Oviedo 15/09/2008

A través de ella intentan modificar la relación de los profesionales con la industria tecnológica sanitaria en general y la farmacéutica en particular, con el objetivo de garantizar que los medicamentos se utilizan en beneficio de los pacientes y no de intereses comerciales. Así lo ha señalado Carlos Ponte, uno de los promotores de La iniciativa y jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital General de Asturias.

El objetivo de la plataforma es fomentar el ejercicio de la medicina sobre la base de la evidencia científica. Su constitución surge, según Ponte, en un marco actual de relación equívoca entre la industria farmacéutica y los sanitarios, de modo que “no siempre está bien delimitado lo que es información científica y lo que es promoción comercial”.

Obsequios
Los obsequios “aunque sean pequeños” por parte de la industria farmacéutica generan un sentimiento de reciprocidad en el médico, que puede condicionar su toma de decisiones, ha indicado Ponte, al igual que el hecho de que “sea la industria la que financia la formación continua o las reuniones científicas”. A su juicio, “los regalos y las subvenciones son cuestiones normalizadas y en general los médicos no tienen la percepción de que interfieran en su criterio profesional. Lo curioso es que cuando se pregunta sobre la influencia del patrocino sólo el 1 por ciento reconoce que le influye, en cambio el 40 por ciento considera que a los demás sí les influye”.

Según No gracias la financiación del reciclaje y las sesiones científicas debería ser competencia de la Administración “porque la formación de los profesionales es responsabilidad de la empresa para la que trabajan. Además el ahorro inicial que la Administración consigue con esta financiación externa es negativo a largo plazo”. La plataforma apuesta por la elaboración de guías farmacoterapéuticas que faciliten al médico la toma de decisiones, “algo se ha hecho en la edición de estos boletines pero sin la suficiente difusión, son esfuerzos que se quedan a medio camino”. Otra de sus reivindicaciones es conseguir mayor trasparencia. “Recetar un fármaco porque es el que más promoción tiene perjudica al paciente y al sistema sanitario en general”. Hasta el momento 1.300 profesionales han firmado el manifiesto redactado por esta plataforma.

http://www.diariomedico.com/edicion/diario_medico/normativa/es/desarrollo/1164234.html


Posted

in

by

Tags: