“El investigador debe difundir su labor de forma responsable”

La Fundación para la Investigación del Hospital La Fe de Valencia ha elaborado un código con recomendaciones éticas para la investigación. Su presidente, José Vicente Castell, pide responsabilidad.
Enrique Mezquita. Valencia 07/07/2008
“Los investigadores tienen la obligación moral de difundir su labor de una manera responsable. Si en un ensayo clínico obtenemos resultados negativos o no son los esperados, tenemos que informar y advertir con seriedad y sin precipitarnos, ya que tampoco es posible pontificar con cinco o seis casos, por ejemplo”. Así lo piensa José Vicente Castell, presidente de la Fundación para la Investigación del Hospital Universitario La Fe, de Valencia, que ha aprobado un código de recomendaciones éticas para la investigación biomédica.

El texto, elaborado por la propia fundación, en colaboración con la Comisión de Investigación y el Comité Ético de Investigación Clínica del centro, hace especial hincapié en las obligaciones del investigador principal, una figura que debe liderar y coordinar su proyecto en todos los aspectos, incluyendo la relación con sus colaboradores y la difusión responsable de las investigaciones.

Un paso más allá
Según Castell, “existe amplia legislación, también recogida en el texto, que regula la relación de los investigadores con los pacientes o la metodología de trabajo, pero nosotros hemos ido un paso más allá y, basándonos en la experiencia de dónde se plantean los conflictos, hemos recopilado recomendaciones sobre cómo debe liderar y aglutinar a todos los eslabones del proceso, además de las obligaciones éticas que ha de asumir”.

Aunque pueda sonar obvio o de sentido común, “los investigadores principales deben tratar a sus colaboradores -sobre todo al eslabón más débil, el personal en formación-, con respeto, cordialidad, cortesía y teniendo en cuenta la creatividad intelectual de todos ellos”. Respecto a la relación del investigador principal con el hospital, “aunque se respete su libertad y creatividad, el centro debe conocer qué está desarrollando”. Según Castell, “no se trata de fiscalizar su labor, sino de mostrar de forma visible el respaldo a la misma, en base a unos criterios científicos y éticos”.

http://www.diariomedico.com/edicion/diario_medico/normativa/es/desarrollo/1142583.html


Posted

in

by

Tags: