La industria admite que no sabe vender su trabajo a la sociedad

La industria biotecnológica sigue sin saber explicarle a la opinión pública cómo trabaja, para qué y con qué objetivos, y trata de buscar soluciones a un problema que necesita comprensión social.

Nacho Serrano. Silos (Burgos)18/04/2008

La biotecnología española sigue en vías de desarrollo. Su enfoque multidisciplinar involucra a 27 sectores estratégicos; sin embargo y a pesar de los progresos, sus principales representantes, tanto en la industria como en el ámbito académico, reconocen que hasta el momento han sido incapaces de salvar los prejuicios que una importante parte de la opinión pública tiene hacia el sector.

Ésta es sólo una de las conclusiones extraídas del primer seminario sobre biotecnología y opinión pública, organizado por la escuela internacional de negocios Aliter y celebrado en el monasterio de Santo Domingo de Silos, en Burgos. El encuentro contó con la participación de un elenco de destacadas personalidades del mundo de la biotecnología en nuestro país. José Luis García López, presidente de la Sociedad Española de Biotecnología (Sebiot), centró una de sus intervenciones en explicar la diferencia que para el mundo de la empresa existe entre hacer ciencia y hacer biotecnología: “Es cosa de las empresas, pero en España la universidad no enseña a ser empresarios y sí a ser investigadores; esto exige que reflexionemos sobre lo que debemos pedir a los docentes”.

Por su parte, Rogelio Pardo, gerente del Biocluster de Madrid, destacó la “necesidad de trasladar a la sociedad, con el lenguaje adecuado, los beneficios de la investigación. No es de recibo que se criminalice al científico que gana dinero y la industria biotecnológica puede ser rentable con un desarrollo adecuado”.

Joan Albert Vericat, director de desarrollo preclínico de Neuropharma, no quiso tampoco dejar el tono autocrítico y ofreció su opinión como representante de los laboratorios de investigación. Según él, la biotecnología está perdiendo la batalla frente a la opinión pública por no saber vender sus logros: “Para poder acabar con la leyenda negra que rodea a este tipo de investigación debemos abrir los laboratorios a la gente, proponer foros de debate y permitir que se exponga cualquier duda”.

Transgénicos y ONG
Uno de los asuntos que se han puesto sobre la mesa en el encuentro desarrollado en Silos ha sido el de los alimentos transgénicos.

En palabras de Arancha Gómez, directora técnica de Análisis de Control en el Laboratorio de Bioseguridad del Imidra, en la Comunidad de Madrid, “no debemos temer a un organismo modificado genéticamente puesto que los controles en seguridad alimentaria son superiores a los de la agricultura tradicional”. Durante toda la jornada, en referencia a los alimentos transgénicos, se lamentó desde el ámbito científico que algunos colectivos y ONG contrarias a este tipo de bioagricultura pretendan hacer campaña con argumentos no siempre realistas.

http://www.diariomedico.com/edicion/diario_medico/mi_dm/biotecnologia/actualidad/es/desarrollo/1113891_04.html


Posted

in

by

Tags: