La autopsia de Chantal Sébire indica que su enfermedad no causó su muerte.

LA JUSTICIA LE HABÍA NEGADO LA EUTANASIA

  • La necropsia no ha encontrado la causa ‘específica’ del deceso, según el fiscal
  • Ya están en marcha los análisis toxicológicos de sustancias encontradas en su cuerpo

Actualizado viernes 21/03/2008 14:00 (CET)

ELMUNDO.ES | EUROPA PRESS

MADRID | PARÍS.- La autopsia practicada al cuerpo de Chantal Sébire, la mujer aquejada de un cáncer a quien la justicia francesa había negado la eutanasia, no ha permitido determinar las circunstancias de su muerte, según ha explicado el fiscal de Dijon, Jean-Pierre Alacchi. De acuerdo con la prensa gala, los resultados de la necropsia descartarían que Chantal falleció por causas naturales, a consecuencia del tumor que padecía.

Sébire, en una imagen de archivo. (Foto: AFP)Sébire, en una imagen de archivo. (Foto: AFP)

Chantal Sébire, aquejada de un raro tumor incurable, fue encontrada muerta en su domicilio de Dijon, en el este de Francia, en la tarde del miércoles 19 de marzo. Sólo dos días antes, la Justicia le había negado su deseo de que se le ayudase a morir.

“No hay una causa específica que pueda explicar el fallecimiento”, dijo Alacchi. “El estado de esta persona no conlleva una muerte directa. No hemos encontrado hemorragias, ni infartos o una hemorragia cerebral que habrían podido explicar el deceso”, señaló, según declaraciones recogidas por ‘Le Figaro’.

El fiscal anunciará a lo largo del día los siguientes pasos a seguir en el marco de la investigación judicial abierta tras la muerte de Sébire. Según el diario, ya están en curso los análisis toxicológicos de las sustancias encontradas en el cuerpo de la fallecida.

“No tengo los resultados de estas sustancias y las cantidades, por lo tanto, no puedo decir otra cosa más que debo esperar los resultados definitivos para que sepamos qué sustancias se han identificado y cuáles son las dosis y, si las hay, si han podido contribuir a la muerte de Sébire”, añadió el fiscal.

Alacchi consideró consideró “normal” que se hayan encontrado sustancias en el cuerpo de Sébire, puesto que tomaba muchos medicamentos y aseguró que los análisis, que pueden durar varias semanas, tratarán de determinar la naturaleza de esos productos. Según ‘Le Monde’, en un bol usado por la enferma había restos de un producto tóxico.

De acuerdo con fuentes judiciales citadas por ‘Le Monde’, la familia no se habría opuesto a la autopsia. Otras fuentes apuntaban que tanto la familia como el abogado de Sébire se oponían al examen ‘post mortem’. “Su cuerpo ya ha sufrido bastante. Déjenlo por fin en paz”, había dicho el letrado, Gilles Antonowicz.

Debate político

No se sabe a qué hora murió: su hija, Virginia, la descubrió sin vida al llegar al apartamento hacia las siete de la tarde.

Según la reconstrucción de las últimas horas de su vida por parte de los gendarmes, la mujer había recibido la visita de su enfermera en la mañana del miércoles y durante el día intentó contactar con su médico, que precisamente estaba en París para reunirse con el presidente, Nicolas Sarkozy, para hablar de su caso.

Con su apelación a la justicia para que se le permitiera morir dignamente, Sébire ha reavivado en Francia el debate sobre la eutanasia activa y obligado a la clase política a revisar el actual texto legal sobre cuidados paliativos y derecho del paciente, que data de 2005 y sólo contempla el coma inducido.

El Partido Socialista ha solicitado la creación de un grupo de trabajo sobre el tema y el diputado Laurent Fabius ha presentado una proposición de ley para que los pacientes que lo deseen, en caso muy concretos, puedan beneficiarse de una “ayuda activa a morir”.

Fuente: El Mundo


Posted

in

by

Tags: